4 técnicas fáciles de usar para detener la eyaculación precoz

4 técnicas fáciles de usar para detener la eyaculación precoz

La eyaculación precoz ocurre cuando un hombre se corre y eyacula rápidamente durante las relaciones sexuales sin el beneficio de una estimulación significativa del pene. Los expertos dicen que la eyaculación precoz puede ser causada por ansiedad por el desempeño sexual, conflicto edípico, agresión pasiva o falta de sexo. La eyaculación precoz también puede ser causada por trastornos psicológicos o sentimientos de culpa, sin embargo estas causas no requieren tratamiento médico. Además, la eyaculación precoz impide que los hombres satisfagan a su pareja y provoca un sentimiento de inferioridad y falta de confianza en sí mismo. Algunos médicos recomiendan tomar antidepresivos o inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina para tratar los problemas de eyaculación precoz. Sin embargo, existen soluciones naturales, sencillas y asequibles que pueden combatir este problema.

El método de inicio y parada

1- El Método Start-Stop es una técnica que te permite entrenarte para contener la eyaculación. Esta técnica se puede utilizar solo o en parejas. Para aplicarlo, deberás seguir tres pasos:

1. a) Primero debes estimular tu deseo sexual. Tu pareja puede ayudarte con esto, pero también puedes masturbarte.

1. b) Cuando sienta que está a punto de eyacular, deberá dejar de acariciarse y practicar la retención de la eyaculación.

1. c) Finalmente, necesitará relajarse respirando lenta y profundamente.

Cuando se sienta capaz de controlar sus emociones y seguir adelante, deberá repetir estos tres pasos. Este método te permitirá comprender mejor el funcionamiento de tu cuerpo, controlarlo mejor, controlar tus orgasmos, tratar tus problemas de eyaculación precoz y mejorar tus técnicas de respiración.

Los ejercicios de Kegel

2- Los ejercicios de Kegel se realizan contrayendo y relajando repetidamente los músculos del suelo pélvico para fortalecerlos. Estos ejercicios pueden tratar problemas de incontinencia urinaria y eyaculación precoz pero también aumentan el tamaño del pene erecto y la intensidad de las erecciones. Pero antes de realizar este ejercicio, debes ubicar correctamente tus músculos pélvicos. Esto lo puedes hacer cuando orinas en posición sentada, solo debes detener el flujo de tu orina contrayendo tus músculos pélvicos, este movimiento también ayuda a fortalecerlos. Siga los pasos a continuación para realizar el ejercicio correctamente:

1. a) Orinar para vaciar la vejiga.

1. b) Contraiga los músculos pélvicos durante 10 segundos.

1. c) Relaje los músculos pélvicos durante 10 segundos.

Debes repetir estos pasos 10 veces y realizar este ejercicio 3 veces al día.

El método de presión

3- El Método de la Presión también se recomienda para tratar problemas de eyaculación precoz. Pero algunos especialistas dicen que este método requiere mucha práctica, porque es importante saber cuándo aplicar presión y cómo aplicar la presión óptima.

Le recomendamos que siga estas recomendaciones: Durante los juegos previos, puede pedirle a su pareja que presione con dos dedos la coronilla de su glande (en la parte inferior de su glande y en la parte superior de su pene). Luego, su pareja tendrá que liberar la presión, tendrá que esperar 20/30 segundos antes de continuar con sus juegos previos. Tendrás que dejar que tu pareja manipule tus genitales con delicadeza: tu glande, tu pene, tus testículos, tu perineo y tu ano. Este paso es fundamental porque te permitirá comprender cómo funcionan estas diferentes partes durante tus relaciones sexuales. Cuando sientas que estás a punto de eyacular, deberás pedirle a tu pareja que presione nuevamente tu pene y lo suelte cuando hayas logrado controlar tu orgasmo. Te aconsejamos que realices este ejercicio tres veces por semana.

4- También puedes consultar a un psicólogo o sexólogo para hablar sobre tus problemas de eyaculación precoz. Estos especialistas podrán darte consejos y soluciones que te permitirán mejorar tu vida sexual. Varios factores pueden afectar la calidad de sus relaciones sexuales: experiencias desagradables, ser objeto de burlas, pensamientos obsesivos sobre el tamaño de su pene, falta de confianza. Estas consultas pueden ayudarte a relajarte, hablar de tus ansiedades, solucionar determinados problemas y luchar contra el estrés o la depresión. Le aconsejamos que pida a su pareja que le acompañe en la consulta porque su presencia puede permitirles progresar y mejorar su vida sexual juntos.

Sujets similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.