Eyaculación descuidada o débil: causas, consecuencias y soluciones

Eyaculación descuidada o débil: causas, consecuencias y soluciones

Los hombres, cuando disfrutan, normalmente lanzan ráfagas de semen que escapan en chorros más o menos espasmódicos de su pene. Sin embargo, sucede que la eyaculación es suave y sin fuerza, en cuyo caso hablamos de babeo o eyaculación débil. Es un trastorno sexual masculino del que no se suele hablar, que suele considerarse inofensivo, pero que en realidad puede ser más grave de lo que pensamos.

Descubre qué es la eyaculación babeante y cuáles son las causas y consecuencias de este trastorno eyaculatorio. Aquí también encontrará las soluciones adecuadas para remediar este problema de eyaculación débil.

1 ¿Qué es una baba o eyaculación débil?
2 Las causas de la eyaculación babeante
3 Las consecuencias de un babeo o eyaculación débil
4 soluciones para tratar la eyaculación babeante fácilmente

¿Qué es una baba o eyaculación débil?

Durante la eyaculación normal, el semen es expulsado en un potente chorro desde la uretra. Este acto es uno de los elementos clave para que se produzca la fecundación. Sin embargo, durante una eyaculación babeante, los espermatozoides pasan sin presión y generalmente fluyen a lo largo de la uretra. Esta eyaculación babeante o eyaculación débil es un fenómeno que puede ocurrir en diferentes frecuencias (fuente):

Puntual: la eyaculación babeante sólo aparece por un tiempo breve durante una o más relaciones sexuales cercanas. En general, esta eyaculación débil es benigna y no preocupante. – Crónico: con cada relación sexual observas que tu semen fluye sin presión, esto puede ser preocupante y afectar tu fertilidad. Es recomendable consultar a un profesional de la salud lo antes posible.

Las causas de la eyaculación babeante

En general, la eyaculación babeante se debe a una producción de espermatozoides demasiado baja. Este fenómeno puede deberse a varios hechos, algunos más preocupantes que otros. Antes de contarte las principales causas de la eyaculación babeante, es bueno recordar que si este fenómeno ocurre ocasionalmente, generalmente no es grave.

Eyaculaciones demasiado frecuentes

Por lo general, una eyaculación abundante permite expulsar de tu sexo entre 1 y 4 ml de esperma. El esperma se almacena en las vesículas seminales. Cuando su licor seminal se almacena por mucho tiempo, puede terminar con semen amarillo.

Por el contrario, cuando su esperma es expulsado con demasiada frecuencia, su reserva puede estar casi o completamente vacía y su cuerpo no tendrá tiempo de producir suficiente esperma nuevo para asegurar una eyaculación correcta (fuente).

En general, los hombres jóvenes tienen una producción de esperma más rápida que los hombres mayores de 30 años (fuente). Por lo tanto, después de los treinta, es posible que se enfrente con más frecuencia a la eyaculación babeante si tiene relaciones sexuales muy frecuentes (varias veces al día).

Una falta de emoción

Es posible que no esté lo suficientemente excitado para producir suficiente semen para un orgasmo fuerte. Ya sea por una rutina sexual con tu pareja, un trastorno de la libido, un episodio de estrés, cansancio o un estilo de vida poco saludable que promueva la aparición de un problema de erección sexual, es posible que necesites estimularte de otra manera para volver a alcanzar el clímax de forma adecuada.

Causas psicológicas

Los trastornos mentales como el estrés, la depresión o la ansiedad pueden ser un factor en los trastornos de la eyaculación como la eyaculación babeante (fuente). En este tipo de contextos, es recomendable consultar a un psicólogo o sexólogo para poder definir el origen de este trastorno y así trabajar sobre este tema.

Disminución del nivel de hormonas

Las hormonas sexuales como la testosterona tienen un papel en la producción de esperma (fuente). Cuanto más bajo es el nivel de testosterona, más tiende a disminuir la cantidad de esperma. Por lo tanto, esto puede explicar por qué con la edad, los hombres son más propensos a las disfunciones sexuales como la eyaculación babeante.

Músculo pélvico debilitado

La fuerza de la eyaculación se puede correlacionar positivamente con la fuerza de los músculos pélvicos (fuente). Por lo tanto, cuanto más se debilite este músculo, más podrá notar una eyaculación de baja presión.

eyaculación retrógrada

Normalmente, su semen viaja a través de su uretra y luego es expulsado a través de su pene. Sin embargo, hay una válvula que actúa como una puerta entre la uretra y la vejiga y, por lo tanto, evita que el semen fluya hacia el pene.

Si esta válvula está abierta, su semen entrará en su vejiga y esto se llama eyaculación retrógrada. En esta situación, el volumen de semen eyaculado será muy bajo y puede explicar una posible eyaculación babeante (fuente).

Las causas de esta eyaculación retrógrada pueden ser una operación pélvica o un efecto secundario de un tratamiento médico.

Las consecuencias de un babeo o eyaculación débil

La eyaculación babeante repetida puede tener consecuencias importantes para el hombre, pero también para su pareja. Hay dos consecuencias principales de la eyaculación de flujo lento.

Consecuencias psicológicas

Si esta eyaculación babeante parece benigna al principio, en realidad puede tener un impacto muy negativo en la salud mental del hombre y su pareja. De hecho, este tipo de fenómenos pueden causar depresión, estrés o incluso ansiedad.

Además, estas semieyaculaciones pueden reducir el placer de una relación sexual y así reducir el orgasmo sentido.

Efecto sobre la fertilidad

Además, la eyaculación débil puede causar complicaciones para la procreación (fuente). De hecho, producir una pequeña cantidad de espermatozoides puede ser problemático e incluso puede revelar aspermia en algunos casos. En estos casos, puede valer la pena seguir un tratamiento de fertilidad natural como el medicamento natural Semenoll.

Soluciones para tratar la eyaculación babeante fácilmente

Las soluciones para tratar el babeo pueden variar según la causa. Si el fenómeno es recurrente, aún es recomendable consultar a su médico, quien luego puede ayudarlo a diagnosticar la causa de estas dolencias. En algunos casos, su médico puede recetarle pruebas adicionales, en otros, puede derivarlo a un psicólogo o a un terapeuta sexual si considera que la causa de su eyaculación lenta es psicológica.

Así, los tratamientos para la eyaculación babeante son los siguientes:

Tener relaciones sexuales o masturbarse con menos frecuencia: al reducir la frecuencia de tus eyaculaciones, podrás darle tiempo a tu cuerpo para producir la cantidad de esperma suficiente para obtener una eyaculación fuerte y potente. – Habla con tu pareja al respecto: este tipo de fenómenos pueden crear malestar dentro de tu pareja. Por ello es importante hablar con tu pareja al respecto, ya sea para resucitar el deseo sexual entre vosotros o para que no se frustre. – Sigue la terapia: Si sufres de un trastorno psicológico como depresión o ansiedad, puede ser muy recomendable consultar a un psicólogo o psiquiatra para curar la causa de la eyaculación babeante.

Sujets similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.