Fuga venosa: causas y síntomas

Fuga venosa: causas y síntomas

Una fuga venosa ocurre cuando las venas ubicadas en el pene no pueden hacer circular el flujo de sangre que permite que el hombre tenga una erección. Por lo tanto, las venas no pueden garantizar el transporte de sangre. La fuga venosa puede ocurrir simultáneamente con la enfermedad vascular.

Las causas de la fuga venosa

Las causas de la fuga venosa pueden ser muchas. De hecho, puede ser psicológica y otras razones físicas. Con respecto a las condiciones físicas podemos hablar de cambios estructurales en los cuerpos cavernosos. También hay niveles bajos de testosterona. Algunos casos son causados ​​por la presencia y Reid de nacimiento. Y en algunos casos se deben a la presencia de otras patologías como la diabetes o incluso al resultado de la fibrosis en otros determinados pacientes. En cuanto a las razones psicológicas, estas causas están relacionadas con la actividad del sistema nervioso simpático y la secreción de adrenalina. De hecho, esto provoca la contracción de las arterias y la contracción de los tejidos. Esto afecta los centros nerviosos e impide el cierre de las venas lo que inevitablemente conduce a una fuga venosa.

Síntomas de fuga venosa

Es difícil detectar o sospechar una fuga venosa. De hecho, la enfermedad se manifiesta durante las relaciones íntimas. Si durante una erección natural es difícil para el hombre mantener su erección. Por lo general, tiene que preocuparse. Posteriormente, aún durante una erección, después de una inyección de un vasodilatador, todavía no puede mantener su erección o si la presión cae rápidamente, es probable que se trate de una fuga venosa. Y para verificar esto, es necesario realizar una cavernosografía para visualizar los vasos con fugas.

Tratamientos para la fuga venosa

El tratamiento de la disfunción eréctil se ha incrementado dramáticamente en los últimos años. Esto se debe a un mejor control y comprensión de la enfermedad desde su raíz. Debes saber que lo primero que debes hacer para tratar mejor esta enfermedad es optar por un estilo de vida saludable. El éxito del tratamiento de esta enfermedad ha sido posible gracias a la evolución de la medicina y también de la cirugía y también de la aparición del viagra. Antes de iniciar un tratamiento, es necesario considerar varios factores, entre ellos, el grado de comodidad que el método de tratamiento puede brindar, ya que de ello depende el éxito del tratamiento. Hay muchos tratamientos para este tipo de enfermedad. Existen tratamientos orales, tratamientos psicológicos sin olvidar los diversos métodos quirúrgicos. La atención psiquiátrica es el primer tratamiento que el paciente debe tener en mente porque necesita seguimiento, apoyo pero también asesoramiento de personas competentes en la materia. En cuanto a las drogas, hay muchas. Hay varios: tratamientos hormonales, pastillas como Yohimbine o Sildenafil. También existen métodos como las inyecciones intracavernosas de fármacos vasoactivos o la administración transuteral. También se pueden usar otras técnicas como tratamiento para la enfermedad de fuga venosa. Entre los más conocidos, se encuentra el sistema de vacío o aspiradoras. Y en cuanto al campo de la cirugía, es muy amplio y se puede realizar en todos los pacientes dependiendo de los diagnósticos y el grado de la enfermedad. En primer lugar, está la cirugía arterial, la cirugía venosa o incluso la colocación de prótesis de pene.

La fuga venosa es una enfermedad directamente relacionada con la impotencia. Se considera que es una incapacidad permanente para lograr una erección. Las causas pueden ser numerosas y directamente relacionadas con un estado psicológico o con otras patologías. Pero actualmente, las soluciones y los tratamientos adaptados permiten hacer frente a esto. Por lo tanto, la opinión de una persona cualificada es más que importante y esencial tan pronto como se presenten los síntomas.

Sujets similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.