La disminución del deseo sexual en los hombres.

La disminución del deseo sexual en los hombres.

Las relaciones sexuales juegan un papel importante en la vida de una pareja. Por lo tanto, la disminución del deseo sexual puede constituir una falla en su relación. Por supuesto, hay momentos en los que puede enfrentarse a una crisis sexual, pero cuando persiste, aún debe hacerse preguntas y pensar en encontrar soluciones efectivas para remediarlo. De hecho, la disminución del deseo sexual no siempre está relacionada con la disfunción eréctil. A veces, un hombre puede tener una erección sin sentir la necesidad de tener relaciones sexuales con su pareja. Las causas son múltiples y los síntomas siguen siendo los mismos, pero los tratamientos varían según el caso.

Síntomas del bajo deseo sexual masculino

La disminución del deseo suele manifestarse en los hombres por su falta de interés en las relaciones sexuales. Es muy posible que tenga una erección, pero simplemente no quiere portarse mal con su pareja. En algún momento puede ocurrir en la vida de pareja, pero cuando la desaparición del deseo es inexplicable y se prolonga en el tiempo, hay que tener cuidado. Es cierto que sufre de una caída en el deseo sexual. A veces incluso siente repugnancia hacia las actividades sexuales. Todo lo que tenga que ver con la sexualidad le repugna. Así, la frecuencia y calidad de las relaciones sexuales de la pareja disminuyen con el tiempo. Esto puede llevar a consecuencias graves. En efecto, la mujer puede hacerse ilusiones y sentirse culpable por no ser más deseada. Ella piensa que ya no está a la altura de las expectativas de su hombre, o peor aún, que él la está engañando. Las disputas entonces surgen automáticamente. Esta situación también puede dañar la reputación del hombre. Él también puede llegar a sentirse culpable, si nada cambia con el tiempo. Entonces, si quieres salvar a tu pareja y tener una vida sexual plena, o si tu amor está presente, pero tus deseos no te están cumpliendo… es hora de hacer todo lo posible y pensar en recibir tratamiento.

Los diferentes tratamientos posibles

Debe reconocerse que no podrá hacer frente a este tipo de problema solo. Un psicólogo, un sexólogo o un médico podrán diagnosticar las causas de la disminución de tu deseo sexual y recomendarte los distintos procedimientos a seguir para remediarlo. Tenga en cuenta que la libido baja está relacionada con diferentes factores. Por lo tanto, su tratamiento varía según su causa. Pero para que te hagas una idea de lo que te espera, aquí tienes algunas posibilidades para solucionar tu caso.

Tratamientos en caso de deseo reducido ligado a condiciones materiales y psicológicas

A veces, la disminución del deseo sexual en los hombres puede deberse a condiciones materiales y psicológicas. Las circunstancias que se presentan en su vida, así como el lugar que ocupa en la sociedad, pueden afectar realmente la libido de un hombre. Es entonces necesario hacer un recorrido por sus condiciones de vida para determinar la raíz del problema. El estrés en el trabajo, el desempleo, la jubilación inminente… pueden contribuir a la disminución del deseo sexual. Lo mismo ocurre con las preocupaciones por una responsabilidad en el seno de la familia, problemas económicos o materiales, angustias, etc. Estas diferentes situaciones dificultan el surgimiento del deseo sexual. Por ello, es importante practicar regularmente ejercicios de relajación como el yoga o la sofrología. A veces, relajarse en un spa o practicar sesiones de masaje también puede permitirle permanecer zen. Tu cuerpo y tu mente también estarán listos para practicar sexo y recuperar el deseo. Por último, también es fundamental adoptar un buen nivel de vida, en particular practicar deporte con regularidad, evitando el tabaco y el alcohol.

Mejora de la vida sexual de la pareja

También hay que señalar que la relación en el seno de la pareja puede contribuir a que disminuya el deseo sexual. Puede ser usado, rutinario y poco imaginativo. A veces, la imagen misma que el hombre tiene de su mujer influye en su deseo: poco le importan sus esfuerzos, su virilidad, sus fantasías. También sucede que después de un cese de toda actividad sexual por enfermedad, accidente o separación, el hombre ya no experimenta el deseo como antes. En estos casos, es fundamental mejorar la vida sexual de la pareja. Hay varios trucos para conseguirlo. Por ejemplo, puedes darle un poco de ambiente a tus encuentros sexuales. Para ello, prepara tu cuerpo programando baños, perfumes, lencería sexy para mujer… y tu dormitorio, utilizando música romántica, velas…. En determinadas circunstancias, escapar a un nuevo lugar puede tener su efecto. Lecturas eróticas, juegos sexys, juguetes sexys, puestas en escena… también son ideas interesantes para aumentar el deseo sexual. De lo contrario, podéis hablar juntos, excitaros, masajearos y acariciaros tanto como queráis.

Tratamientos con afrodisíacos

En algunos casos, especialmente cuando la disminución del deseo está ligada a problemas hormonales, el uso de afrodisíacos resulta ser la solución más rápida y eficaz para tratar este tipo de problemas. Actualmente, se presentan en diferentes formas: plantas, alimentos, productos naturales, medicinas. Entre las plantas afrodisíacas y los alimentos naturales destaca el chocolate. Es rico en dopamina, un neurotransmisor que promueve la excitación. Los espárragos también son ricos en ácido fólico, lo que aumenta los niveles de histamina y, por lo tanto, aumenta la producción de testosterona. Las ostras son ricas en ácidos grasos omega-3, esos elementos que aumentan los niveles de testosterona. Además, el jengibre, gracias a su gingerol, es el afrodisíaco natural por excelencia. Variedades de productos afrodisíacos también están presentes en el mercado. En forma de pastillas, cápsulas, lociones, gaseosas…, todos tienen como objetivo aumentar el rendimiento sexual de los hombres y potenciar su deseo. Los efectos secundarios de estos productos no se observan realmente. Solo úsalos sabiamente para evitar la adicción. Sin embargo, se recomienda buscar el consejo del médico antes de recurrir a este método, porque algunos productos tienen contraindicaciones.

Sujets similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.